elpost

Información

Ejército no participó en desaparición de normalistas de Ayotzinapa: Sedena

Foto: Especial

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha reafirmado que el Ejército Mexicano no participó directamente en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2015. Según un informe entregado por el titular de la Sedena, el general Luis Cresencio Sandoval González, al presidente Andrés Manuel López Obrador, los militares detenidos en relación con este caso están siendo procesados ​​por delincuencia organizada y desaparición forzada, pero no por su participación directa en los hechos de Iguala.

El informe detalla que en agosto de 2022 se emitieron instrucciones para colaborar con la Fiscalía General de la República (FGR) en la ejecución de órdenes de aprehensión contra militares presuntamente involucrados en la desaparición de los jóvenes. El general José Rodríguez Pérez, el capitán José Martínez Crespo, el subteniente Fabián Alejandro Pirita Ochoa y el soldado Eduardo Mota Esquivel fueron arrestados por estos cargos en septiembre de 2022.

La Sedena aclaró que estas detenciones se llevaron a cabo debido a la presunta relación del general Rodríguez Pérez con miembros del grupo criminal Guerreros Unidos y la presunta omisión de los otros militares en la prevención de la desaparición de los estudiantes. Sin embargo, la Sedena insiste en que estos militares no participen directamente en los hechos de la desaparición de los normalistas.

Además, se mencionó que en septiembre del año pasado se detuvo a un oficial más presuntamente involucrado en los eventos ocurridos en Iguala, Guerrero. En junio de este año, ocho militares adicionales, incluido el general retirado Rafael Hernández Nieto, fueron arrestados en relación con el caso, aunque Hernández Nieto se encuentra en libertad mientras se desarrolla su proceso legal.

La Sedena subraya que se ejerció control administrativo sobre estos militares antes de la emisión de órdenes de aprehensión, e insistió que fue por su presunta omisión en la prevención de la desaparición de los estudiantes, no por su participación directa en los eventos.