elpost

Información

Descubren malware chino en isla de Guam, base militar estratégica de EU

Foto: Christiaan Colen/Flickr

Microsoft anunció recientemente que descubrió la presencia de un malware llamado Volt Typhoon instalado por piratas informáticos chinos en la isla de Guam, lo que plantea serias implicaciones en caso de que China intente un ataque militar contra Taiwán. Guam, un territorio de los Estados Unidos ubicado en el Pacífico occidental, es una importante base militar estratégica para los Estados Unidos en la región.

El descubrimiento de este malware indica la creciente actividad cibernética por parte de hackers chinos y su capacidad para infiltrarse en sistemas de información sensibles. Si China decidiera llevar a cabo un ataque militar contra Taiwán, esta actividad cibernética podría ser utilizada para desestabilizar y obstaculizar los esfuerzos de defensa de los Estados Unidos y sus aliados en la región.

Microsoft dijo en un comunicado que evaluó con “moderada confianza” que el ataque a los enrutadores de Internet y otros dispositivos fue un medio para desarrollar capacidades cibernéticas que podrían amenazar la infraestructura de comunicaciones entre los Estados Unidos y Asia durante futuras crisis.

Peligro potencial

En el contexto de las crecientes tensiones entre China y Taiwán, así como las preocupaciones sobre un posible conflicto armado, el descubrimiento de este malware en Guam agrega una dimensión adicional a la situación. Un ataque cibernético dirigido a las infraestructuras críticas en Guam podría debilitar la capacidad de los Estados Unidos para responder eficazmente y comprometer la seguridad regional.

Ante esta situación, es crucial que los Estados Unidos y sus aliados refuercen las medidas de ciberseguridad y continúen fortaleciendo sus capacidades de defensa cibernética. Además, la cooperación internacional en la lucha contra el cibercrimen y el intercambio de información se vuelven cada vez más importantes para hacer frente a estas amenazas.

“El FBI continúa advirtiendo que China no participe en actividades maliciosas con la intención de apuntar a organizaciones de infraestructura crítica y usar técnicas identificadas para enmascarar su detección”, dijo Bryan Vorndran, subdirector de la división cibernética del FBI, en un comunicado.