elpost

Información

Así fue la captura en Culiacán de “El Nini”, jefe de seguridad de Los Chapitos

Foto: Especial

En un operativo realizado en el sector habitacional de Santa Fe, al norte de Culiacán, Sinaloa, Néstor Isidro Pérez Salas, alias “El Nini”, presunto jefe de seguridad de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue detenido por elementos del Ejército, la Fuerza Aérea, la Marina y la Guardia Nacional.

Los hechos ocurrieron cuando “El Nini” intentaba evadir la captura desplazándose por los techos de las residencias en la calle Villa de Choix en Colinas de la Rivera. Sin embargo, con solo dos disparos al techo de un segundo piso, las fuerzas federales lograron detenerlo.

Videos que circulan en redes sociales capturaron el momento cuando “El Nini” se movía de forma errática por los techos. Un impacto de bala en uno de los muros de la vivienda, lejos de él, bastó para ser aprehendido por un uniformado.

La captura de “El Nini,” también conocido como “El General” o “El 09,” quien proporcionaba seguridad a Joaquín, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán, tuvo lugar a las 13:27 horas en la capital. En la operación también fueron incautados vehículos y armas.

Posteriormente, bajo un fuerte operativo, “El Nini” fue trasladado al aeropuerto de Culiacán, donde abordó un avión que lo llevó a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (Femdo) en avenida Paseo de la Reforma, de la Ciudad de México. Fuentes oficiales sugieren que posiblemente será llevado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 1 Almoloya, conocido como El Altiplano.

La captura

Desde las 11:00 horas, dos helicópteros Black Hawk despegaron de la Novena Zona Militar, sobrevolando el área residencial de Isla Musala y el Sector Santa Fe, con la participación de más de 200 efectivos a bordo de decenas de vehículos.

En una operación coordinada, personal de la Marina aseguró una propiedad en Isla Musala, mientras que fuerzas federales realizaron disparos al percatarse de que “El Nini” intentaba huir por el techo del inmueble, logrando someterlo.

Este individuo, señalado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por conspiración para tráfico de cocaína y metanfetamina, así como posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos, enfrenta además cargos por represalias contra testigos. Tanto la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) como el Departamento de Estado ofrecían una recompensa de 3 millones de dólares por información que condujera a su captura.

Según el Registro Nacional de Detenciones, en el momento de su captura, “El Nini” vestía una playera, pantalón y tenis de color negro, describiéndolo como un hombre de tez blanca, complexión media, con barba y bigote, de aproximadamente 1.70 metros.

David Saucedo, experto en seguridad nacional y analista político, calificó la captura como un duro golpe a la fracción de Los Chapitos. Destacó que esto refleja la insatisfacción del gobierno de Estados Unidos con la detención y extradición de Ovidio Guzmán y la reducción de los envíos de fentanilo a ese país.

Saucedo subrayó que, a pesar de los intentos de Los Chapitos de influir en la opinión pública mediante una carta abierta, Washington sigue tras la pista de la estructura de los hijos de El Chapo, buscando desmantelarla por completo.