elpost

Información

Sandra Cuevas, una anomalía en la democracia mexicana

8 junio 2023

Foto: @SandraCuevas_

(DARDOS) La alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, es un claro ejemplo de anomalía en la democracia mexicana.

Su personalidad se ha convertido en una curiosidad política que satisface el morbo ciudadano, o molesta, si el humor social no está para banalidades.

Aunque el problema no sólo es su extravagancia, sino el fondo de su respaldo político, de quien la llevó a una posición de elección popular y de quien pensó que era una buena idea otorgarle su voto.

Su agresividad, su lenguaje, su banalidad, su ostentación, nos hacen cuestionar cómo llegó este personaje a ser la alcaldesa de uno de los centros de poder más importantes de la Ciudad de México.

La versión más conocida es que el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, construyó su plataforma política y le facilitó la operación electoral con la que logró el triunfo, en un arranque de furia porque no le permitieron en Morena la reelección del alcalde en funciones que apoyaba.

Pero más allá de padrinos políticos, que por supuesto deberían ser llamados a cuentas, lo que se presta para la reflexión y que tendrá que tomarse en cuenta para elecciones futuras, es que nuestra democracia depende en gran medida del humor social, y ese estado de ánimo es el que instala en posiciones de mucho poder a personajes como Sandra Cuevas, un claro ejemplo de anomalía en el sistema democrático mexicano.