elpost

Información

¿Puede el Frente Amplio por México derrotar a Morena en 2024?

Foto: @FrenteAmplioMX

Este fin de semana quedó registrado ante el INE el Frente Amplio por México, una coalición de partidos políticos que buscará arrebatarle a Morena la presidencia de la República en las elecciones de 2024.

Esta alianza, conformada por el PRI, el PAN y el PRD, es la alternativa por la que un amplio sector de la oposición optó para disputarle electoralmente al oficialismo además de la presidencia el año próximo, las cámaras del Congreso.

¿Pero, tiene el Frente posibilidades reales de derrotar a los candidatos de Morena en 2024?

Los tres partidos que conforman el Frente han mostrado signos de debilidad que los han dejado sin liderazgos competitivos, con una base social cada vez más estrecha, una agenda política indefinida, una errática estrategia de comunicación y una limitada capacidad de movilización social.


Los tres partidos tienen visiones distintas y contradictorias sobre el rumbo que debe tomar el país. No lograron definir con claridad un candidato o candidata que representara sus intereses electorales y tuvieron que abrir el proceso en un intento fallido de incorporar a la ciudadanía. Además, el Frente no ha logrado posicionarse con una propuesta alternativa y convincente al cambio que representó Andrés Manuel López Obrador en 2018 y cuya propuesta política sigue vigente rumbo a 2024.


El Frente ha perdido credibilidad y apoyo entre la población, debido al historial de corrupción, ineficiencia y complicidad que han mantenido el PAN y el PRD con el antiguo régimen, representado por el PRI. El Frente no ha sabido conectar con los sectores más desfavorecidos y marginados de la sociedad, que ven en el gobierno de López Obrador una esperanza de cambio y justicia social.


Los partidos políticos que conforman el Frente Amplio por México se han limitado a criticar y descalificar las acciones y decisiones del gobierno, sin ofrecer soluciones concretas y viables a los problemas que aquejan al país. El Frente ha dejado la impresión de que no tiene un proyecto de nación que responda a los desafíos del siglo XXI, como la pandemia, la crisis económica, la violencia, la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, y la percepción de que sólo buscan derrotar a Morena para recuperar sus posiciones de poder.


PAN, PRI y PRD han sido incapaces de transmitir un mensaje claro y coherente a la ciudadanía, que les permita diferenciarse del gobierno de AMLO y generar confianza y simpatía entre los electores. El Frente no ha sabido aprovechar los espacios en los medios de comunicación tradicionales y digitales para difundir una visión de país más convincente que la del actual gobierno.


Los tres partidos han mostrado una considerable incapacidad para convocar y movilizar a sus militantes y simpatizantes, así como para formar alianzas con otros actores sociales y políticos. El Frente no ha logrado crear una red de apoyo y participación ciudadana que le dé fuerza y legitimidad al proyecto político.

En este contexto PAN, PRI y PRD han conformado y registrado ante el INE el Frente Amplio por México, una organización política que no ha logrado representar una verdadera alternativa al gobierno de López Obrador y su cuarta transformación.

¿Tiene el Frente posibilidades reales de derrotar a los candidatos de Morena en 2024? La respuesta dependerá del resultado del proceso interno para elegir candidato presidencial. Del perfil que resulte triunfador depende en gran medida que estos tres partidos tengan una mínima posibilidad de arrebatarle a Morena la presidencia en 20024.