elpost

Información

La Suprema Corte revisará el juicio de amparo presentado por el prófugo Tomás Zerón

Foto: Especial

Un tribunal colegiado ha decidido girar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el juicio de amparo interpuesto por Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), para determinar si se otorgará la protección de la justicia federal en relación con la orden de aprehensión que pesa sobre él. Esta orden de aprehensión se relaciona con su presunta responsabilidad en delitos de tortura, coalición de servidores públicos y desaparición forzada en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Zerón, quien actualmente es prófugo de la justicia mexicana y reside en Israel, impugnó en febrero pasado ante un tribunal colegiado la decisión de un juez federal que le negó un amparo en noviembre de 2022. Su juicio de garantías se centra en la orden de captura, relacionada con su supuesta implicación en la tortura de Felipe Rodríguez Salgado, alias “El Cepillo”, quien se presume era miembro del grupo criminal Guerreros Unidos, vinculado con la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.

Hay que señalar que, a pesar de los esfuerzos del gobierno mexicano por lograr su repatriación, no ha habido éxito debido a la falta de un tratado de extradición entre México e Israel.

El primer tribunal colegiado en materia penal del primer circuito de la Ciudad de México ha remitido el caso a la SCJN para su revisión y decisión sobre la impugnación presentada por parte del equipo de abogados de Zerón, que también incluyen una impugnación al artículo 141 del Código Nacional de Procedimientos Penales. En esta parte, el tribunal solicita a la Corte que determine si dicho artículo “vulnera o no los principios de seguridad jurídica y de legalidad en su vertiente de taxatividad”, es decir, si se respetaron los procedimientos adecuados al presentar al imputado ante un juez de control, independientemente de si el delito conlleva prisión preventiva oficiosa.

Zerón enfrenta cuatro causas penales relacionadas con el caso Ayotzinapa, tres de ellas en juzgados del reclusorio Oriente y una en el Sur. Las acusaciones incluyen tortura y su presunta participación en los interrogatorios a “El Cepillo”.

Cabe destacar que el presidente ha denunciado que Zerón recibe protección en Israel por parte de empresas con las que hizo negocios durante su tiempo como alto funcionario de la Procuraduría General de la República, en particular de NSO Group, fabricante del software espía Pegaso. Este software es conocido por su capacidad para infiltrarse y tomar control de dispositivos móviles sin el conocimiento de los usuarios.