elpost

Información

El 60% de los mexicanos desconfía de los políticos, revela estudio

Foto: Especial

Un nuevo sondeo internacional muestra que casi la mitad de los mexicanos no considera que el Congreso federal o las elecciones sean elementos esenciales de un sistema democrático, con solo un 25 por ciento de quienes sí lo creen.

Este sondeo fue realizado por la Open Society Foundations (OSF) en 30 países entre mayo y julio de este año y revela lo que piensan los mexicanos sobre el sistema político, al mismo tiempo que las comparan con las de otras naciones.

A pesar de las opiniones de los mexicanos sobre la importancia relativamente menor de los parlamentos y las elecciones, los ciudadanos expresan un mayor apoyo al concepto de democracia que sus contrapartes en Estados Unidos, Japón y Reino Unido.

Sin embargo, en cuanto a la importancia de los parlamentos y las elecciones en sus sistemas democráticos, los mexicanos comparten una opinión similar con países como Turquía, India y Bangladesh, mientras que en Brasil, Estados Unidos y Reino Unido, los encuestados consideran que estos elementos son fundamentales para sus sistemas democráticos.

No tienen confianza

El sondeo también revela que los mexicanos están menos preocupados por la violencia política en comparación con sus contrapartes en Estados Unidos, Francia y Argentina, aunque existe un escepticismo generalizado en México acerca de si las instituciones judiciales protegen a los individuos, con un 60 por ciento de los encuestados que creen que las leyes de su país no los mantienen seguros.

En cuanto a la confianza en los políticos, 60 por ciento de los encuestados en México afirmaron que no confían en que los políticos representan sus intereses, y solo el 22 por ciento asocia la palabra “confianza” con políticos nacionales, cifras similares a otros países latinoamericanos.

Finalmente, los mexicanos identifican la corrupción como el mayor desafío que enfrentan en sus vidas cotidianas, seguido por el cambio climático, la pobreza y la desigualdad, y muestran un nivel de pesimismo moderado en comparación con la mayoría de los 30 países encuestados sobre la dirección en la que va su país.