elpost

Información

La riqueza inexplicable del subcontralor del Senado

Foto: Sergio Humberto Zertuche Zuani, subcontralor del Senado de la República

JORGE TORRES

Durante décadas, el gobierno ha sido la fuente de enriquecimiento de cientos de funcionarios públicos que han conformado una burocracia dorada y que transitan de sexenio en sexenio sin importar las siglas del partido en el poder.

El viejo régimen consolidó una suerte de regla no escrita que siguió al pie de la letra la clase política mexicana, que parte de la premisa de que un funcionario debe amasar riqueza como sinónimo de éxito en la administración pública. La aspiración de fortuna es la doctrina de cientos de “servidores públicos” dedicados a enriquecerse desde el gobierno.

La corrupción ha sido el problema mayor del sistema, y desde hace cuatro años forma parte del eslogan del presidente de la República, que ha prometido combatirla desde los más altos niveles de la administración.

No hay cifras claras sobre el combate a la corrupción en el actual gobierno debido a la polarización entre el presidente y los opositores. Pero la corrupción sigue ahí, atrincherada en el servicio público.

Un ejemplo típico de riesgo moral en la política es el enriquecimiento inexplicable. Los casos abundan, pero el que se documenta a continuación es el de un funcionario que ha vivido prácticamente toda su vida de cargos públicos, y que a lo largo de su carrera ha adquirido bienes cuyo valor rebasa por mucho el monto de sus ingresos.

Es una historia de enriquecimiento que involucra a un expriísta que ha sido cobijado por el Senado de la República, específicamente por el ahora excoordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal.

En el Senado, expriísta sospechoso de enriquecimiento inexplicable

Sergio Humberto Zertuche Zuani, un funcionario vinculado por años al PRI y ex colaborador de Gerardo Ruiz Esparza en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, fue nombrado subcontralor del Senado de la República no obstante las millonarias adquisiciones de inmuebles en México y el haber ocultado la erogación de casi un millón de dólares para adquirir dos residencias en Texas.

Mediante un esquema de compra de inmuebles en México y Estados Unidos, el subcontralor del Senado ha erogado sumas millonarias y acumulado bienes que no corresponden con sus ingresos como servidor público.

El historial de compras que ha despertado sospechas se registró entre el 5 de mayo de 2015 y el 9 de septiembre de 2016, mientras se desempeñó como director general de Recursos Humanos en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes durante la administración de Gerardo Ruiz Esparza, lapso en el que adquirió cinco propiedades en México y Texas por un valor de casi 30 millones de pesos.

De acuerdo con la declaración patrimonial presentada al ingresar al Senado en 2020 y documentos del registro público de la propiedad en Estados Unidos, Zertuche Zuani compró en sólo 16 meses cuatro departamentos al contado en México por un valor de 15 millones 801 mil pesos, y en Texas una casa valuada en casi 700 mil dólares.

Entre el 5 de mayo y el 16 de diciembre de 2015, Zertuche Zuani adquirió al contado dos departamentos en México, uno de 4 millones 806 mil pesos y otro de 4 millones 340 mil. Cinco meses después, el 20 de mayo de 2016, compró un tercer departamento en 3 millones 275 mil pesos, y sólo cuatro meses después adquirió el cuarto, el 9 de septiembre, por un valor de 3 millones 380 mil pesos.

Según el registro de la propiedad de Texas, Myriam Romero de Zertuche, esposa del funcionario, aparece como la compradora de una residencia en McAllen, Texas, ubicada en el 4705 de Toronto Avenue en Bensten Lake el 13 de mayo de 2015, valuada en enero de 2021 en 695 mil dólares y listada para venta el 4 de diciembre de 2020. Y de acuerdo con una escritura de garantía general fechada el 12 de agosto de 2016, Sergio Zertuche Zuani aparece como copropietario. Según el documento, Zertuche Zuani cedió los derechos de propiedad a su hijo Alejandro Zertuche quince meses después de haberla adquirido. La casa aparecía en enero de 2021 a nombre de Myriam Romero y Alejandro Zertuche Romero.

Sergio Humberto Zertuche Zuani ha obtenido sus ingresos del servicio público y no ha declarado otras fuentes de financiamiento, además de préstamos bancarios para adquirir un par de propiedades en Estados Unidos que de acuerdo a su declaración patrimonial de 2020 ya fueron saldados.

En los registros de propiedad consultados en enero de 2021, Zertuche Zuani aparecía como el dueño de una casa en Mission, en el condado de Hidalgo, Texas, ubicada en el 3603 de Denia en Las Villas de Lago Escondido, que no incluyó en la declaración patrimonial presentada el 25 de febrero de 2020 al ingresar al Senado.

El inmueble, valuado en casi 330 mil dólares, fue adquirido el 9 de agosto de 2011 por Zertuche Zuani y su esposa Myriam Romero, y de acuerdo con la Oficina de impuestos del Condado de Hidalgo, el funcionario aparece como “propietario certificado” en la declaración de impuestos de este año. El 12 de agosto de 2019 la residencia se puso a la venta en 255 mil dólares y tres días después, el 15 de agosto del mismo año se rentaba por 2 mil 200 dólares.

El actual subcontralor del Senado de la República tiene un historial de compras de inmuebles en Estados Unidos que data por lo menos de 2009, cuando adquirió junto con su esposa Myriam Romero una casa en Mission, en el Condado de Hidalgo, Texas, ubicada en el 3602 de Florencia, en Las Villas de Lago Escondido, que traspasó en agosto de 2011 a su hijo Sergio Manuel Zertuche Romero y a su esposa Rosalba Filizola Benhumea.

Esa propiedad aparece en la trama inmobiliaria de la familia del exgobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, investigada por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, pues en diciembre de 2015 Sergio Manuel Zertuche Romero le vendió la casa a José Ramón Gómez Reséndez, suegro del exgobernador. El monto de la transacción fue de por lo menos 252 mil dólares, valor tasado en el registro público de la propiedad de Texas.

Sergio Humberto Zertuche Zuani ha mantenido ocultas durante años las adquisiciones inmobiliarias en Estados Unidos. En sus declaraciones previas a la que presentó en febrero de 2020 al ingresar al Senado, el funcionario no hizo público su patrimonio. Durante su gestión en la SCT como director general adjunto y después como director general de Recursos Humanos, Zertuche Zuani presentó todas sus declaraciones en el periodo de 2014 a 2019 sin hacer públicos sus datos patrimoniales.

Sergio Humberto es hermano de Armando Zertuche Zuani, un político que ha militado en el Partido del Trabajo, pero siempre ha estado vinculado al PRI. Sergio Humberto ha sido delegado federal y fue rector de la Universidad Tecnológica de Tamaulipas de abril de 2011 a diciembre de 2013.

De marzo de 2009 a marzo de 2011 trabajó en la Secretaría de Finanzas del gobierno de Tamaulipas como Jefe de la Oficina Fiscal de Reynosa y entre el 1 de abril de 2015 y el 31 de diciembre de 2018 fue director general de Recursos Humanos en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en la administración de Enrique Peña Nieto.

No obstante su historial de compras sospechosas y ocultamiento de bienes fue nombrado en febrero de 2020 titular de la Subcontraloría de Evaluación de la Gestión Administrativa del Senado de la República, cuya labor específica consiste en la “evaluación de gestión administrativa” de esa cámara legislativa.

Mi fortaleza siempre ha sido el servicio público…”

Consultado sobre el millonario desembolso que hizo en escasos 16 meses para adquirir cinco propiedades en México y Estados Unidos por un monto de casi 30 millones de pesos, el funcionario asegura que no recuerda los detalles de las compras, niega las propiedades en Texas y sostiene que ya se divorció de su esposa.

-Usted declara un patrimonio de más de 15 millones de pesos en propiedades solamente en México, compradas al contado.

-Pues no sé, no lo tengo ahorita de memoria, pero sí tengo una, un par de propiedades, sí, pero no, no ubico verdad, pero bueno, si las declaré, las propiedades están ahí.

-Declaró cuatro departamentos y una bodega por los que pagó casi 16 millones de pesos al contado.

-Lo tuve que haber hecho si aparece ahí, pero tuve que haber tenido la venta de alguna situación para poder tener bienes para pagarlo, ¿verdad?

-Supongo que sí, porque fueron pagados al contado.

-Sí.

-Usted ha tenido un salario de funcionario público que no explica las propiedades que ha comprado en estos últimos años.

-Yo tenía alguna propiedad en alguna parte en Monterrey que vendí hace algunos años y tuve que haber tenido los recursos para poder comprar esas propiedades.

-¿Una propiedad de 16 millones de pesos?

-Pues sí, yo creo que sí, ¿verdad?, porque, digo, no lo recuerdo ahorita de momento, no, pero tuve que haber hecho alguna venta en Nuevo León, ¿verdad?, de alguna propiedad y con eso yo adquirí algunas propiedades.

-¿Usted tenía una propiedad en Nuevo León con un valor de 16 millones de pesos?

-Pues, ignoro, no lo tengo así muy preciso, pero tenía una propiedad de hace muchos años que vendí hace algunos cinco o seis años, no lo recuerdo, hará unos cinco o seis años.

-¿De ese valor?

-No pues yo creo que sí era una cosa muy similar para poder haber adquirido eso, pues sí.

Sobre las propiedades adquiridas en Texas, Sergio Humberto Zertuche Zuani sostiene que él no las compró, no obstante el historial del registro público en donde aparece como el propietario de los inmuebles, una de ellas la casa adquirida el 13 de mayo de 2015 en McAllen, Texas, valuada en 695 mil dólares. El funcionario asegura que esa propiedad la compró Myriam Romero, quien aparece en el registro de la propiedad de Texas como su esposa pero de quien asegura se divorció hace “algunos años”. La residencia aparece actualmente a nombre de Myriam Romero de Zertuche y Alejandro Zertuche Romero, pero de acuerdo con una escritura de garantía fechada el 12 de agosto de 2016, Sergio Zertuche Zuani aparece registrado como el copropietario que cedió en esa fecha los derechos a su hijo Alejandro.

-Hay un par de casas en Texas que usted compró, una valuada en 300 mil dólares y otra en 700 mil dólares.

-¿De cuánto, 700 mil?

-Está valuada en 700 mil dólares, y ahora aparece a nombre de su esposa.

-Sí, es que estoy divorciado.

-Hay un millón de dólares que no declaró que se suman a los 15 millones de pesos declarados.

-Bueno, la realidad es que no, yo no tengo casas en Estados Unidos. Una es de un hijo y la otra es de mi ex esposa.

-En una de las propiedades usted sigue apareciendo como el dueño, los impuestos siguen registrados a su nombre.

-Pues sí, probablemente sí, pero la tiene un hijo e inclusive ya la vendió, debe tener por ahí algún documento que ya la vendió, pero es de un hijo, seguramente salió el crédito a mi nombre, porque era el sujeto de crédito, pero no es mía la casa, seguramente está a mi nombre, sí, pero no es mía.

-Pero usted la compró.

-Sí yo la compré y un hijo la adquirió y creo que hasta ya la vendió, pero creo que está en el proceso de hacer el trámite del traspaso del crédito que tiene, porque es una casa con crédito.

-Ahora, la casa que está a nombre de su esposa la compró cuando todavía estaba casado.

-Sí, pero no, no, esa es de mi esposa y yo tengo algunos años divorciado, no sé exactamente la fecha, pero pues hay un proceso de separación y demás, pero esa no, yo no tengo nada que ver con esa casa, no debe de estar ni a nombre mío.

-Pero usted la compró.

-No, pues la realidad es, no, este, yo ahí, ella, este, pues no sé, verdad, pero yo ya no tengo ninguna relación ahí.

-Usted la compró, porque aparece en los registros a su nombre y el de su esposa y después aparece solo a nombre de su esposa y de su hijo.

-Ah bueno, lo que pasa es que había una casa en Reynosa que se vende y ella se va a vivir a Estados Unidos, y entonces vende la casa de Reynosa y compra la de Estados Unidos, pero ella también, pues, tenía sus recursos, ¿verdad?, es que yo creo que si tuvo que pagarse una diferencia, pues ella la pagó así, ¿verdad?

-¿Ha tenido actividades empresariales?

-No.

-¿Siempre ha sido funcionario público?

-Sí, he trabajado en el servicio público y en algunas ocasiones he comprado y vendido algunas propiedades, pero mi fortaleza siempre ha sido mi actividad, siempre ha sido el servicio público.