elpost

Información

El funcionario de Birmex que avala los contratos a modo del IMSS

Foto: Birmex

JORGE TORRES

10/06/2024

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ha convertido un proceso de excepción a la norma, avalado por la ley, en un fraude permanente que le ha permitido evadir compras consolidadas de medicamentos vía licitaciones públicas a través de adjudicaciones directas, con el aval del director de Administración y Finanzas de Birmex, Ramón Gómez Gaytán.

Como presidente del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), Gómez Gaytán le ha allanado el camino al IMSS para que burle el proceso de compras consolidadas de medicamentos y evada licitaciones públicas con demasiada frecuencia y normalidad.

Ramón Gómez Gaytán ha permitido desde Birmex que el IMSS mantenga operaciones multimillonarias de contratación poco transparentes destinadas a favorecer a proveedores de la industria farmacéutica, como ha sido el caso de la empresa alemana Boehringer Ingelheim, que fue beneficiada en marzo de este año mediante un proceso de excepción con un contrato a sobrecosto adjudicado de manera directa.

Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México se hizo cargo desde principios de este año de las compras consolidadas de medicamentos para el IMSS, el ISSSTE y el IMSS Bienestar, y asumió la responsabilidad de gestionar la cadena de suministro de medicamentos e insumos médicos, un proceso que se había sumido en la corrupción en años anteriores por la discrecionalidad con la que se adquirían medicamentos y se beneficiaba a empresas farmacéuticas.

Pero en el IMSS encontraron una forma de burlar las compras consolidadas mediante un proceso de excepción basado en el artículo 41 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

En dicha Ley se registran los supuestos en los que se permite no recurrir a la licitación pública y optar por la adjudicación directa. El más socorrido por el IMSS es el que establece “que en el mercado solo existe un posible oferente” o que el proveedor ostente la licencia exclusiva de patentes.

El modus operandi de la entrega de contratos a modo es solicitar a través del procedimiento de excepción, amparado en el artículo 41 de la Ley de Adquisiciones, la vía para la adjudicación directa. De este modo, se abre un proceso en el que se someten a juicio las razones de la petición y se analiza la pertinencia de no convocar una licitación pública y contratar directamente a un proveedor.

El dictamen lo emite el Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de Birmex, encabezado por su presidente, el director de Administración y Finanzas de la dependencia, Ramón Gómez Gaytán. El funcionario ha avalado la entrega de contratos por adjudicación directa sin mayores argumentos que justifiquen la excepción a la norma, según se pudo constatar en una muestra de ocho dictámenes emitidos entre marzo y abril de este año.

Entre el 13 de marzo y el 25 de abril, el Comité de Adquisiciones de Birmex, encabezado por Ramón Gómez Gaytán, avaló la compra de mil 246 claves de medicamentos sin mayor explicación técnica, simplemente registrando lo que dice el artículo 41 de la Ley de Adquisiciones y alguna de las fracciones con los supuestos de la excepción para no licitar.

La clave en el dictamen de un procedimiento de excepción está en la investigación que elabore Birmex para contrastar las razones que da el IMSS, el ISSSTE o el IMSS Bienestar para eludir una licitación.

En estos casos la investigación de mercado es un recurso utilizado para establecer si realmente sólo hay un proveedor que oferte un medicamento de patente, uno de los argumentos más socorridos por el IMSS para burlar las licitaciones públicas.

Pero de acuerdo con lo que se establece en los ocho dictámenes consultados, el presidente del Comité de Adquisiciones, Ramón Gómez Gaytán, no incluye argumentos suficientes para justificar la entrega de contratos por adjudicación directa en más de mil 240 claves de medicamentos.

Los contratos a modo del IMSS y de otras instituciones del sector salud, como el ISSSTE y el IMSS Bienestar, están siendo avalados sin rigor en los procedimientos legales de regulación y dictamen por Birmex, la institución que tendría que haber puesto orden ya en el sistema de compras consolidadas para evitar actos de corrupción y hacer más eficiente el suministro de medicamentos.