elpost

Información

Un crimen apunta a corrupción en el IMSS

EDITORIAL / EL POST

El asesinato de un vendedor de dulces el pasado 6 de diciembre en la colonia Roma de la Ciudad de México no solo deja una huella de violencia en las calles, sino que también destapa un posible entramado de corrupción en el seno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La presencia de una cartulina con un mensaje dirigido a tres altos funcionarios del IMSS en la escena del crimen, revela una posible conexión entre el asesinato y una presunta red de corrupción institucional. El mensaje apunta a tres funcionarios que habrían manipulado licitaciones dentro del IMSS.

Las autoridades investigan la hipótesis de que la víctima cumplía el papel de intermediario entre estos funcionarios y directivos de empresas involucradas en licitaciones turbias. La investigación sugiere que detrás de este crimen se esconde una red de corrupción que opera mediante el tráfico de información privilegiada, favoreciendo a ciertas empresas en procesos de licitación amañados.

De acuerdo con la información que se tiene hasta el momento, los funcionarios del IMSS involucrados en la trama son Karina del Rocío Sarmiento Castellanos, coordinadora técnica de Planeación de Abasto, Daniel Esteban Ramírez Garcen, coordinador de Administración del Gasto de Bienes y Servicios, y Jesús Eduardo Thomas Ulloa, jefe de la Unidad de Administración.

La conexión entre estos individuos y empresas como PCB Empresarial Monterrey SA de CV y Grupo Osherx SA de CV, aparecidas en la cartulina de la escena del crimen, plantea preguntas por demás inquietantes sobre la integridad de los procesos internos del IMSS.

La peligrosa mezcla de violencia y corrupción que estaría detrás del crimen del 6 de diciembre exige una respuesta contundente por parte de las autoridades y una revisión exhaustiva de la integridad institucional en el IMSS.

La sola sospecha de que directivos de alto nivel administrativo del Instituto Mexicano del Seguro Social están involucrados en licitaciones corruptas, da pie para revisar a fondo los procedimientos y controles internos del organismo encabezado por Zoé Robledo.