elpost

Información

Se consolida el INE y cae reputación de encuestadoras

Foto: INE

DARDOS / 05 / 06 / 23

El Instituto Nacional Electoral se consolidó como el organismo garante de los procesos electorales en México luego de la jornada electoral de este domingo en donde se esperaba una turbulenta contienda por las gubernaturas del Estado de México y Coahuila.

El INE cumplió con la organización de las elecciones cubriendo el 99.9 por ciento de los funcionarios de casilla, ciudadanos entrenados por el instituto para gestionar y contar el voto, y con la operación técnica que permite resultados preliminares como el PREP, que proporciona estadísticas basadas en conteos rápidos, independientemente del proceso de conteo de votos que empezó a fluir con transparencia desde que cerraron las casillas en ambos estados.

Por otro lado, la jornada electoral de este domingo, además de los candidatos perdedores, dejó en el campo de batalla del Estados de México y Coahuila, la reputación de las casas encuestadoras que sin pudor publicaron cifras que en nada se parecen a los resultados finales de las elecciones.

Huno una en particular, la de El Financiero, que encabeza Alejandro Moreno, que todavía el domingo por la tarde anunciaba resultados de una encuesta de salida que le daba a la candidata de Morena en el Estado de México, Delfina Gómez, 18 puntos de ventaja, una cifra que doblaba el resultado final.

Es larga la lista de encuestadoras que anunciaron resultados parecidos a la encuesta de El Financiero, y seguramente será larga la lista de justificaciones que darán ante su estruendoso fracaso en la labor de medir tendencias electorales.

De hecho, muchas de esas “encuestadoras” se han caracterizado por fabricar resultados sobre el escritorio al mejor postor y se han convertido en armas de guerra electoral para intentar posicionar a candidatos que terminan creyéndose los resultados de sus encuestas compradas.

Hubo excepciones, por supuesto, pero fueron quizás un par de casos.

La buena noticia sin duda en esta jornada electoral, es la consolidación del INE, que con nueva presidenta en funciones, se mantiene como una institución que es capaz de garantizar elecciones con eficacia y transparencia.

La mala noticia para los ciudadanos es que la gran mayoría de las encuestadoras que seguirán publicando sus resultados en los próximos meses en el contexto de la sucesión presidencial, mienten impunemente y manchan los procesos democráticos.

México vivirá uno de los procesos electorales más importantes de su historia el próximo año, veremos si la clase política, que hace uso a modo de estas empresas, se comporta a la altura de las circunstancias que exige una ciudadanía cada vez más enterada de los procesos políticos.