elpost

Información

Axos Bank, el pequeño banco que salvó financieramente a Donald Trump

Foto: Especial

Manuel Pineda

En medio de una creciente crisis financiera y el riesgo de perder su imperio empresarial, Donald Trump encontró un aliado inesperado: Axos Bank, una firma financiera poco conocida con sede en San Diego.

Después de que su antiguo prestamista y otros bancos cortaran lazos con él tras el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021, Trump necesitaba desesperadamente un nuevo prestamista para mantener a flote su imperio y considerar una posible candidatura presidencial en 2024.

Entonces, de acuerdo al periódico The Washington Post, entró a la escena Gregory Garrabrants, presidente y director ejecutivo de Axos Bank, quien otorgó préstamos por un valor de 225 millones de dólares a Trump en 2022, lo que resultó vital para estabilizar sus finanzas post presidenciales y permitirle liderar el grupo republicano que busca la candidatura presidencial. Sin embargo, estos préstamos han atraído el escrutinio de la fiscal general de Nueva York.

Dependencia a los préstamos

Donald Trump siempre ha dependido en gran medida de préstamos bancarios para respaldar su imperio empresarial. Sin embargo, a lo largo de los años, ha enfrentado quiebras corporativas y dificultades financieras mientras intentaba mantener a flote su imperio inmobiliario con sede en Nueva York. A pesar de mostrarse como un genio de los negocios, Trump enfrentó numerosas crisis financieras, lo que llevó a algunos bancos a verlo como un riesgo.

En 2008, Deutsche Bank se convirtió en uno de los principales prestamistas de Trump, permitiéndole reconstruir su marca y presentarse como un exitoso empresario en el programa The Apprentice. Sin embargo, después de la crisis financiera, la relación con Deutsche Bank se agrió, y el banco cortó los lazos con Trump en 2020, citando su candidatura presidencial como un riesgo de reputación inaceptable. Después del ataque al Capitolio, otros bancos también cerraron sus cuentas, lo que llevó a su imperio empresarial a una situación financiera precaria.

El rescate

En febrero de 2022, después de que la firma de contabilidad que trabajó con Trump durante dos décadas abandonara a Trump y desaconsejara confiar en su “declaración de condición financiera”, el presidente y director ejecutivo de Axos Bank, Gregory Garrabrants, le otorgó dos préstamos por 225 millones de dólares. Recursos cruciales para evitar que los préstamos de Trump terminaran en ejecución hipotecaria y estabilizaran sus finanzas.

Gregory Garrabrants, quien se define solo como un donante republicano, afirmó que su decisión de otorgar los préstamos no tuvo nada que ver con su política republicana, sino más bien con la rentabilidad para su banco. El préstamo de 100 millones de dólares para Trump Tower se hizo a una tasa de interés del 4.25 por ciento y el préstamo de 125 millones para la propiedad de Doral a una tasa de interés del 4.9 por ciento, ambas tasas dentro del rango de préstamos comerciales durante ese período.

Escrutinio y acusación

Los préstamos de Axos a Trump han atraído el escrutinio de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, como parte de su demanda contra Trump por fraude civil, James acusó a Trump de “falsificar” registros para inflar el valor de sus propiedades en estados financieros anteriores y evitar presentar una declaración de condición financiera para obtener préstamos a tasas de interés más bajas. Sin embargo, Axos no ha sido acusado de irregularidades.

El caso de fraude civil programado para juicio en octubre podría obligar a Trump a revelar más sobre sus finanzas y cómo ha obtenido sus préstamos. Además, podría aumentar el escrutinio sobre los negocios de Trump con Axos y la relación entre el expresidente y el banco.

Si Trump regresa a la Casa Blanca, Axos podría enfrentarse a un escrutinio más intenso por parte de los legisladores demócratas sobre los términos del préstamo y su relación con el expresidente. Aunque Gregory Garrabrants afirma que los préstamos fueron hechos en términos de mercado y fueron pagados a tiempo, el caso continúa siendo un punto de interés en el ámbito político y financiero.