elpost

Información

Rusia investiga si agencias de inteligencia apoyaron al Grupo Wagner

Foto: Vía Twitter @Reuters

El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo el día de ayer que están investigando si el Grupo Wagner intentó derrocar al gobierno de Rusia con el apoyo de servicios de inteligencia extranjeros, especialmente de Estados Unidos y Reino Unido.

Lavrov dijo al canal de televisión RT que Rusia tiene “estructuras con este fin y les aseguro que ya se dedican a eso”. Y añadió que los servicios de inteligencia estadounidense esperaban que el motín tuviese éxito. “Vi cómo informaban de los sucesos en Rusia. En particular la CNN, si mal no recuerdo, informó que la inteligencia estadounidense sabía con varios días de antelación de los preparativos del motín, pero decidió no comentarlo a nadie, por lo visto con la esperanza de que la rebelión tuviera éxito”.

Mientras tanto, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) señaló que los servicios de inteligencia habrían reclutado, entrenado y financiado a los miembros del Grupo Wagner para ejecutar el plan subversivo. El FSB también afirmó que tenía pruebas de la implicación de agentes estadounidenses y británicos en la operación.

Esta acusación ha generado una fuerte reacción por parte de Estados Unidos y Reino Unido, que han negado cualquier responsabilidad en el supuesto complot. Ambos países han calificado las declaraciones del FSB como infundadas y falsas, y han expresado su preocupación por la represión contra el Grupo Wagner y sus posibles violaciones de los derechos humanos. Asimismo, han pedido al gobierno ruso que aclare las circunstancias y las evidencias de su acusación.

La embajadora de Estados Unidos en Rusia, Lynne Tracy, señaló que “transmitió señales” a los representantes rusos “que radicaban ante todo, en que Estados Unidos no está implicado en esto (la rebelión), que confiaba en que las armas nucleares estuvieran bien y que los diplomáticos estadounidenses no se vieran afectados”. Y añadió que “subrayó de modo especial que Estados Unidos parte del hecho de que todo lo sucedido es un asunto interno de Rusia”.

De acuerdo con CNN, los servicios de inteligencia de Estados Unidos compartieron información días antes del conflicto a algunos miembros del Congreso conocidos como el “Grupo de los Ocho” sobre los movimientos del Grupo Wagner y de la acumulación de armamento cerca de Rusia.

De acuerdo con otros diarios estadounidenses, los servicios de inteligencia informaron a altos cargos militares y del gobierno de Estados Unidos de que Prigozhin estaba preparando una acción militar contra altos funcionarios de defensa rusos.

Sin embargo, señala The New York Times, la información fue compartida de modo restringido, tanto para evitar ser acusados de orquestar un golpe de Estado como porque tenían poco interés en ayudar a Putin a evitar la crisis.