elpost

Información

Alemania teme que sus expilotos revelen secretos militares a China

Foto: Pxfuel

China es una potencia económica y militar en ascenso que busca mejorar sus capacidades aéreas. Para ello, ha recurrido a contratar a expilotos de la Fuerza Aérea alemana que han volado cazas Eurofighter y participado en ejercicios de la OTAN. Estos pilotos ofrecen sus conocimientos técnicos y tácticos a través de contratos privados que se pagan mediante empresas fantasma en las Seychelles .

Esta práctica ha generado una fuerte reacción por parte del Gobierno alemán, que teme que se revelen secretos de la alianza militar transatlántica a China, un rival estratégico. El ministro de Defensa, Boris Pistorius, pidió a su homólogo chino, Li Shangfu, que pusiera fin de inmediato a esta práctica durante una reunión en Singapur, en el marco del Diálogo de Shangri-La, un foro de defensa y seguridad de alto nivel.

Sin embargo, el ministro chino no negó los hechos, sino que les restó importancia. Según la legislación alemana, los exmilitares están sujetos a unas obligaciones de servicio retroactivas que les exigen informar sobre su actividad y mantener el secreto sobre los asuntos que conocieron durante su trabajo para el Estado. El Ministerio de Defensa realiza una verificación de conflicto de intereses y puede denegar el acceso al empleo si lo encuentra.

La comisión parlamentaria que supervisa los servicios secretos alemanes también se ha mostrado preocupada por este asunto y ha pedido endurecer las normas para evitar la traición de secretos de Estado.