elpost

Información

Nace en Reino Unido bebé con ADN de tres personas

Foto: iStock

El periódico The Guardian informó que nació en Reino Unido el primer bebé fecundado con el ADN de tres personas después de que los médicos utilizaran un innovador procedimiento de fecundación in vitro (FIV), informa The Guardian. El bebé, un niño, nació a principios de este año y ahora tiene cinco meses de edad.

El tratamiento de donación mitocondrial (MDT, por sus siglas en inglés) es un innovador procedimiento de fecundación in vitro que permite a los padres con mutaciones genéticas mitocondriales transmitidas por la madre evitar que sus hijos hereden enfermedades graves y potencialmente mortales.

En el procedimiento MDT, se utiliza material genético de tres personas: el óvulo de la madre, el esperma del padre y un óvulo donado que contiene mitocondrias sanas. La mitocondria es una estructura celular que proporciona energía a las células y tiene su propio ADN. Si la mitocondria contiene mutaciones genéticas, se pueden transmitir a la descendencia, causando enfermedades graves.

En el MDT, se reemplaza la mitocondria defectuosa de la madre con la mitocondria donada, lo que resulta en un embrión que contiene el ADN nuclear de ambos padres y el ADN mitocondrial de la donante. El embrión se implanta en el útero de la madre para continuar su desarrollo normal.

No es el primer caso

Este procedimiento fue aprobado por el Parlamento británico en 2015, con el objetivo de prevenir la transmisión de enfermedades mitocondriales hereditarias, que pueden ser fatales. La mitocondria es una estructura celular que suministra energía a las células y tiene su propio ADN, que se transmite de forma materna.

Cabe mencionar que el primer bebé nacido con este método se anunció en México en 2016, en donde una pareja jordana fue tratada por médicos estadounidenses. Desde entonces, ha habido otros nacimientos de bebés con ADN de tres personas en otros países, como en Ucrania.

Sin embargo, esta técnica ha generado controversia en algunos sectores, quienes la consideran una forma de manipulación genética y plantean preocupaciones éticas y de seguridad. A pesar de esto, los defensores de esta técnica argumentan que es una forma efectiva de prevenir enfermedades mitocondriales graves y potencialmente mortales.