elpost

Información

Las inversiones tecnológicas de la CIA

Foto: Pxfuel

No es un secreto que desde su creación en 1947, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos ha invertido en el desarrollo y la adquisición de tecnologías que le permitan mejorar sus capacidades de inteligencia, espionaje y contrainteligencia.

Un reportaje de The Washington Post reveló hace tiempo que la CIA es el programa de inteligencia que más recursos recibe de todas las agencias encargadas de la seguridad del país, con 14,700 millones de dólares.

Algunas de estas tecnologías que han trascendido el ámbito secreto y se convirtieron en parte de la vida cotidiana de millones de personas. Por ejemplo, Google Earth, el servicio de mapas y visualización geográfica en 3D, se originó a partir de una inversión estratégica de la CIA en una empresa llamada Keyhole, Inc.

La CIA no invierte directamente en las empresas tecnológicas, sino que lo hace a través de una entidad independiente llamada In-Q-Tel (IQT). IQT es el brazo financiero de la CIA y la comunidad de inteligencia de Estados Unidos, que se encarga de identificar, financiar y apoyar a las startups que desarrollan soluciones innovadoras que puedan ser útiles para las misiones de inteligencia. IQT fue fundada en 1999 con el objetivo de acercar a la CIA al ecosistema emprendedor y tecnológico del país.

Desde entonces, IQT ha invertido en más de 200 empresas que ofrecen productos y servicios en áreas como inteligencia artificial, biotecnología, ciberseguridad, computación cuántica, análisis de datos, geolocalización, reconocimiento facial, realidad aumentada y virtual, entre otras. Algunas de estas empresas son Palantir, FireEye, Recorded Future, Cylance, Dataminr y Orbital Insight.

Las inversiones de IQT no son públicas ni transparentes. Se desconoce el monto exacto que invierte la CIA en cada empresa, así como las condiciones y los beneficios que obtiene a cambio. Tampoco se sabe qué tipo de acceso o influencia tiene la CIA sobre las empresas financiadas por IQT. Lo que sí se sabe es que IQT no busca obtener un retorno financiero, sino un retorno estratégico para la comunidad de inteligencia.

Apoyo a tecnologías

La CIA no es la única agencia gubernamental que invierte en tecnología. Otras agencias como la Agencia para la Seguridad Nacional (NSA), el Departamento de Defensa (DoD) o la Agencia Espacial (NASA) también tienen sus propios programas o fondos para apoyar a las empresas tecnológicas. Sin embargo, la CIA se distingue por ser una de las más activas y agresivas en este campo.

La inversión tecnológica de la CIA tiene ventajas y riesgos. Por un lado, le permite a la agencia estar a la vanguardia de la innovación y contar con herramientas sofisticadas para cumplir con sus objetivos. Por otro lado, plantea cuestiones éticas y legales sobre el uso y el abuso de la tecnología para fines de vigilancia masiva, manipulación o injerencia en otros países o regiones. Además, genera desconfianza y recelo entre los usuarios y los consumidores de las empresas tecnológicas que reciben apoyo o financiamiento de la CIA.