elpost

Información

Con edición genética buscan traer de regreso especies prehistóricas

Con génetica buscan regresar al mamut lanudo a la vida

Istockphoto

La empresa de biotecnología Colossal, cofundada por el empresario Ben Lamm, se ha propuesto un objetivo ambicioso: “desextinguir” especies animales que ya no habitan el planeta, comenzando con el mamut lanudo. Según Lamm, la compañía espera tener los primeros mamuts “vivos y paseando por la tierra” para 2028.

Colossal está utilizando la tecnología de edición genética CRISPR, que consiste en tomar células de elefantes asiáticos y agregarles genes de mamut lanudo. Los elefantes asiáticos son los parientes vivos más cercanos de los mamuts, lo que significa que comparten una gran cantidad de ADN.

El objetivo final de la empresa es crear un ecosistema para estosanimales en Siberia, que podrían ayudar a restaurar la tundra y prevenir el derretimiento del permafrost.

Aunque algunos expertos han expresado preocupaciones éticas y ambientales sobre este proyecto, Lamm sostiene que el objetivo es hacer frente a la crisis climática actual y restaurar los ecosistemas que han sido dañados por la actividad humana.

Esta tecnología aún tiene muchos desafíos por delante, incluida la comprensión completa del genoma de las especies extintas y la creación de un entorno adecuado para su supervivencia. Sin embargo, los defensores de la tecnología ven el potencial de esta para ayudar a preservar especies en peligro de extinción y restaurar ecosistemas dañados.

Además de la tecnología de edición genética, los científicos también están trabajando en técnicas para “reprogramar” células de una especie viva para que se comporten como las células de una especie extinta. Estos métodos son menos precisos que la edición genética, pero pueden ser útiles para recuperar características físicas y comportamientos específicos de especies extintas.

Otros proyectos incluyen la paloma migratoria, el uro, el tigre de Tasmania y el rinoceronte negro del norte. Sin embargo, cabe destacar que estos proyectos enfrentan muchos desafíos técnicos y éticos, y es posible que nunca se logre la desextinción completa de una especie.