elpost

Información

Científicos chinos aseguran haber creado un “útero” artificial

Foto: EctoLife

Científicos chinos que aseguran haber creado un útero artificial capaz de gestar un embrión humano. El útero artificial o “dispositivo de cultivo de embriones a largo plazo”, como lo llaman los investigadores, es un sistema de contenedores donde se desarrollan los embriones gracias al aporte de fluidos ricos en nutrientes y oxígeno. El sistema también cuenta con un dispositivo óptico que vigila el crecimiento de los fetos y una inteligencia artificial que ajusta los niveles necesarios para su correcto desarrollo.

Los científicos del Instituto de Ingeniería y Tecnología Biomédica de Suzhou, en China, han probado su tecnología con ratones y afirman que tiene la capacidad de gestar embriones humanos durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, todavía no lo han hecho por las restricciones legales que prohíben la experimentación con embriones humanos más allá de las dos semanas de desarrollo.

Los antecedentes de esta tecnología se remonta a los años 50, cuando el médico estadounidense Emanuel M. Greenberg, patentó un primer útero artificial. Su invento constaba de un tanque lleno de líquido amniótico que alberga al feto, una máquina que se conecta al cordón umbilical del embrión, bombas de sangre, un riñón artificial y un calentador de agua.

Actualmente, también se desarrollan otras investigaciones que prometen los mismos resultados que lo desarrollado por los chinos en Países Bajos e Israel.

Los responsables de la investigación en China publicaron un artículo en la revista científica Journal of Biomedical Engineering donde señalaron que “todavía hay muchas incógnitas sin resolver sobre el proceso fisiológico del desarrollo normal de los embriones humanos. Por lo tanto, el estudio del proceso de desarrollo embrionario humano no solo ayuda a las personas a comprender mejor el origen de la vida y el desarrollo embrionario, sino que también proporciona una base teórica para resolver los principales problemas de salud reproductiva como los defectos de nacimiento”.

Cuando esta tecnología este perfeccionada, dicen los investigadores, podría tener beneficios para los casos de partos prematuros, que son la principal causa de muerte entre recién nacidos. Un útero artificial podría ofrecer un medio más favorable para que los bebés extremadamente prematuros puedan completar su gestación fuera del útero materno.

Aunque por el momento los investigadores chinos solo han experimentado en ratones, los investigadores chinos aseguran que esta nueva tecnología es capaz de soportar la vida de un embrión humano durante un periodo largo de tiempo sin la necesidad de que las mujeres tengan que llevar una vida en su vientre durante nueve meses.