elpost

Información

WeWork advierte que los resultados financieros ponen en duda su capacidad para seguir operando

Foto: Especial

WeWork, la multinacional de alquiler de oficinas y espacios de coworking, reportó pérdidas de 349 millones de dólares en el segundo trimestre del año, lo que representa una disminución de 39.5 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior. Sin embargo, la compañía ha expresado preocupaciones sobre su capacidad para mantenerse en funcionamiento como negocio.

La empresa declaró que “existe una duda sustancial” en cuanto a su capacidad para continuar operando debido a las pérdidas y a las necesidades de efectivo proyectadas. WeWork ha subrayado que su supervivencia como negocio depende de la ejecución exitosa de un plan para mejorar la liquidez y la rentabilidad en los próximos 12 meses. Esto incluye la reducción de costos de alquiler y arrendamiento a través de medidas de reestructuración y negociación de condiciones más favorables.

Además, WeWork ha indicado la necesidad de aumentar sus ingresos al reducir la rotación de miembros y aumentar las ventas, así como controlar los gastos y limitar la inversión. La compañía también está buscando levantar capital adicional a través de la emisión de títulos de deuda o capital, o mediante la venta de activos.

En cuanto a sus resultados financieros, WeWork informó que en el segundo trimestre de 2023 registró ingresos por 844 millones de dólares, un aumento del 3.5 por ciento en comparación con el año anterior. Sin embargo, los gastos aumentaron un 5.6 por ciento, alcanzando los 1,195 millones de dólares.

En el primer semestre del año, WeWork tuvo pérdidas por 613 millones de dólares, frente a los 1,012 millones de dólares del primer semestre de 2022.

Las acciones de WeWork, que cotizan en el Nasdaq desde octubre de 2021, experimentan una caída del 15.78% en la sesión after hours del martes, lo que anticipan posibles descensos en la jornada de hoy.

La empresa, que en un momento estuvo valorada en casi 50,000 millones de dólares, tuvo que cancelar su salida a la bolsa en septiembre de 2019 después de que su cofundador Adam Neumann renunciara al cargo de CEO.