elpost

Información

Las acciones del gigante inmobiliario chino Country Garden se desploman y genera preocupación

Foto: Especial

La acción del grupo inmobiliario chino, Country Garden, uno de los más poderosos del mundo, sufrió hoy una abrupta caída de más del 15 por ciento en la bolsa, lo que ha generado una ola de inquietud en los mercados financieros. Esta situación se suma a una serie de desafíos que enfrenta el sector inmobiliario en China, una industria que históricamente ha sido fundamental para la economía del país.

La repercusión de la caída de Country Garden se reflejó en varios índices bursátiles de la región. El índice Hang Seng de la bolsa de Hong Kong cerró con una baja del 1.58 por ciento, mientras que el índice compuesto de Shanghái perdió un 0.3 por ciento. En Tokio, el índice Nikkei 225 también sufrió una caída del 1.27por ciento.

La situación de Country Garden es una consecuencia directa de la crisis sin precedentes que enfrenta el sector inmobiliario en China, el cual junto con la industria de la construcción, ha sido un pilar crucial del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Country Garden, uno de los mayores grupos inmobiliarios de China, es una empresa privada que opera principalmente en ciudades secundarias y emplea a decenas de millas de trabajadores.

A pesar de su posición sólida en el mercado y su presencia en la lista de Forbes de las 500 mayores empresas a nivel mundial, la empresa no pudo cumplir con dos reembolsos de intereses de préstamos la semana pasada. Aunque tiene un plazo de gracia de 30 días para solucionar esta situación, existe el riesgo de que entre en suspensión de pagos en septiembre si no logra cumplir con sus obligaciones financieras.

La decisión inesperada de Country Garden de suspender las cotizaciones de varias de sus obligaciones ha generado aún más inquietud en los mercados. Se estima que la deuda de la empresa asciende a alrededor de 1.15 billones de yuanes (aproximadamente 159,000 millones de dólares) según la propia empresa, mientras que para la agencia Bloomberg esta cifra podría ser de alrededor de 1.4 billones de yuanes (aproximadamente 193,000 millones de dólares).

La presidenta de Country Garden, Yang Huiyan, quien fue hasta hace poco la mujer más rica de Asia, reconoció que la empresa enfrenta las “peores dificultades” desde su fundación debido a la actual coyuntura. Si Country Garden colapsara, se sumaría a la situación de Evergrande, otro gigante inmobiliario con una deuda significativa, lo que podría tener consecuencias catastróficas en el sistema financiero y económico de China. Esta incertidumbre en el mercado resalta la fragilidad actual del sector inmobiliario chino y su impacto potencial en la economía global.