elpost

Información

La Cumbre de París buscará reformar el sistema financiero mundial

Foto: Vía Twitter @Reuters

Después de dos días de discusiones, la cumbre climática de París culminó con un consenso generalizado sobre la necesidad de reformar a profundidad el sistema financiero mundial para garantizar la lucha contra el cambio climático, al mismo tiempo que se garantiza sacar a millones de personas de la pobreza.

De acuerdo con la Agencia Francesa de Noticias (AFP), el bloque integrado por Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, España y Barbados, entre otros países, acordaron con el Banco Mundial (BM) y otros organismos un sistema para suspender la deuda a aquellos países que enfrenten catástrofes naturales.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció un acuerdo de varios países acreedores para reestructurar la deuda de Zambia, así como la reasignación de 100,000 millones de dólares a los países más pobres, los cuales ya habían sido comprometidos desde 2021.

Mientras los países del Sur abogaron por modernizar el rol de las instituciones como el BM y el FMI para orientarlas a la lucha contra el cambio climático, el combate contra la pobreza, el desarrollo humano y la protección de la biodiversidad.

Sin embargo, los países más vulnerables, agrupados en el llamado grupo V20 (compuesto de 58 países), mostraron su desconfianza tras una serie de promesas incumplidas por parte de las naciones más desarrolladas.

De acuerdo con AFP, la ONG Climate Action Network (CAN) criticó a la cumbre por “hacer algo nuevo de algo viejo”, y lamentó la idea de una posible suspensión de los reembolsos “en lugar de una cancelación completa de la deuda”.

Anteriormente, Gustavo Petro, presidente de Colombia, había dicho que “a crisis climática implica un gran plan Marshall global de inversiones”, basado en gravar las transacciones financieras y en “cambiar deuda por acción climática”.

Durante el foro, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, mantuvo una reunión con el presidente Macron, para discutir algunos puntos del acuerdo comercial que están por firmar la Unión Europea y Mercosur, donde el mandatario brasileño alzó la voz contra una serie de exigencias medioambientales adicionales por parte del bloque europeo.

“No es posible tener una asociación estratégica y que haya una carta adicional amenazando a un socio estratégico”, dijo Lula.

En el evento no faltaron las protestas por parte de grupos ecologistas, donde estuvo presente Greta Thunberg, quien se manifestó en la plaza de la República de París para reclamar unas “finanzas verdes”.