elpost

Información

Investigan a exmando de la UIF por liberar más de mil millones de pesos a capos del narcotráfico

Foto: Especial

Mauricio Moreno Balbuena, exmando de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), está siendo investigado por su presunta participación en un caso de desbloqueo irregular de cuentas bancarias pertenecientes a capos del narcotráfico. Según la Fiscalía General de la República (FGR), se liberaron más de mil millones de pesos al desbloquear 722 cuentas bancarias vinculadas a miembros de la delincuencia organizada.

Este caso ha generado cuestionamientos hacia la administración Enrique Peña Nieto. El caso de Moreno Balbuena es el primero que ha sido llevado a la justicia desde la querella presentada en 2019 contra los extitulares de la UIF, Alberto Bazbaz Sacal y Orlando Suárez López.

Según el diario Reforma, la FGR ha iniciado un proceso penal contra Moreno Balbuena, acusándolo de “ejercicio ilícito del servicio público”. A pesar de ello, se prevé que el exfuncionario permanezca en libertad durante el procedimiento, ya que el delito imputado no contempla la prisión preventiva de oficio.

El centro de este escándalo gira en torno al desbloqueo de activos financieros que estaban inmovilizados desde 2014, lo que ha levantado sospechas sobre la actuación de los exfuncionarios de la UIF y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Entre los beneficiados por esta irregularidad se encuentran María Guadalupe Gastélum Payán, Brenda Guadalupe y Nadia Patricia Esparragoza Gastélum, familiares de “El Azul”, extinto capo del Cártel de Sinaloa, y los familiares del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

Lo más alarmante es que, aparentemente, muchos de los dueños de las cuentas no tomaron ninguna acción legal para reclamar la devolución de los activos financieros, lo que plantea interrogantes sobre las razones detrás de este aparente trato preferencial hacia los capos del narcotráfico por parte de las autoridades.