elpost

Información

Fortuna de los más ricos se desploma a su nivel más bajo en una década

Foto: Twitter

El año pasado fue un año difícil para los ultra ricos, es decir, las personas que poseen al menos 30 millones de dólares en activos, incluyendo su residencia principal. Según un estudio de la consultora Knight Frank, la riqueza total de este grupo se redujo en un 10 por ciento en 2022, debido a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania, la crisis energética europea y la inflación global.

La región más afectada fue Europa, donde la fortuna de los ultra ricos disminuyó en un 17 por ciento, seguida de Australasia (11 por ciento) y América (10 por ciento). En cambio, África y Asia sufrieron las caídas más moderadas, con un 5 por ciento y un 7 por ciento respectivamente .

El estudio atribuye este descenso principalmente al aumento de las tasas de interés por parte de varios bancos centrales, especialmente la Reserva Federal de Estados Unidos, que realizó uno de los ciclos de subida más rápidos de la historia para contener la presión inflacionaria. Esto afectó negativamente a las inversiones de los ultra ricos, que vieron mermar el valor de sus carteras.

Duelo en la cima

No obstante, no todos los ultra ricos perdieron dinero el año pasado. De hecho, cuatro de cada diez vieron aumentar su riqueza en 2022, gracias a sectores como la tecnología, la salud o las energías renovables. Según la lista Forbes de los multimillonarios del mundo, el más rico del planeta sigue siendo Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX, que incrementó su fortuna en 68 mil millones de dólares y alcanzó los 219 mil millones, y desbancó de la punta a Bernard Arnault, el francés CEO de LVMH (LVMHF), dueña de las marcas de lujo Louis Vuitton, Moët y Hennessy. Quien tiene una fortuna aproximada de 187,000 millones de dólares.

Para el año 2023, el estudio prevé que el sentimiento del mercado cambie y que surjan oportunidades en los mercados inmobiliarios mundiales, una vez que se alcance el punto de inflexión de las tasas. Sin embargo, también advierte de que persisten riesgos importantes para la economía mundial, como la evolución de la pandemia, las tensiones geopolíticas o el cambio climático.