elpost

Información

FMI mejora la proyección de crecimiento para México a 2.6% anual

Foto: Especial

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza su perspectiva de crecimiento para la economía mexicana para este año, pasando de una estimación de 1.8 por ciento en abril, a 2.6 por ciento. Este aumento se debe a diversos factores, incluido el rebote de la actividad económica tras los impactos de la pandemia de COVID-19, la consolidación del sector servicios y los efectos positivos de la demanda procedente de Estados Unidos.

Sin embargo, la proyección del FMI para 2023 es ligeramente menos optimista, al reducirse del 1.6 por ciento a 1.5 por ciento, debido en parte por el efecto de una base de comparación más alta en ese año. A pesar de esta revisión a la baja, se espera que México crezca más que Brasil, la economía más grande de América Latina y el Caribe, para la que se proyecta un crecimiento de 2.1 por ciento en 2022 y del 1.2 por ciento en 2023.

Si bien la previsión del FMI se acerca más a las expectativas de los analistas de mercado consultados por Citibanamex, quienes estimaron un crecimiento del 2.4 por ciento, aún se mantiene por debajo del pronóstico del 3 por ciento realizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El organismo internacional advierte que, aunque se han atenuado algunos riesgos adversos, aún persisten desafíos para la economía mundial. Destaca la importancia de un crecimiento mas fuerte y una inflación mas baja, que indican una dirección positiva para la economía global. No obstante, advierte sobre la pérdida de impulso en la actividad económica debido a políticas monetarias restrictivas y la persistente inflación subyacente en varias economías.

En general, el FMI proyecta que la economía mundial crecerá un 3 por ciento en 2023, con una mejora de 0.2 puntos porcentuales para este último año en comparación con las proyecciones anteriores de abril. Además, se espera que la inflación mundial cierre en 6.8 por ciento, por debajo del 7 por ciento previamente estimado.

A pesar de esta mejora en las perspectivas económicas, el FMI advierte sobre una desaceleración en ciertas economías avanzadas y el aumento de desafíos relacionados con la fragmentación geoeconómica y la transición climática insuficiente. La organización resalta que esto deja a los países más pobres más vulnerables a choques climáticos severos y a un aumento en las temperaturas.

En el contexto global, se espera una aceleración del crecimiento en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, liderados por las economías asiáticas, mientras que se pronostica una disminución en los ingresos por exportaciones para muchos productores de materias primas.