elpost

Información

Estudio revela violaciones laborales de empresas como Telmex, Starbuks y Amazon

Foto: Especial

En su informe anual, el Índice Global de los Derechos 2023 revela una tendencia hacia la pérdida de plataformas laborales y cadenas de suministro que, en su búsqueda de maximizar ganancias, descuidan los derechos laborales y aumentan la pobreza a sus trabajadores.

Publicado por la Confederación Sindical Internacional (ITUC), el informe evalúa las condiciones laborales en 149 países, categorizándolos en seis niveles y destacando los 10 países con el peor desempeño para los empleados.

En este panorama, México se encuentra dentro del grupo de “Violaciones regulares de los derechos”, mientras que Estados Unidos, un destino crucial para trabajadores migrantes, se sitúa en la categoría de “Violaciones sistemáticas de los derechos”, compartiendo esta distinción con naciones como Venezuela y El Salvador.

Una empresa señalada en el informe de este año por la CSI es Telmex. A principios de este año, la empresa y el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) lograron acuerdos para evitar una huelga después de un breve paro en julio de 2022, para buscar un sistema de pensiones más equitativo, además de denunciar violaciones al contrato colectivo de trabajo y hostigamiento hacia los trabajadores organizados.

En Estados Unidos, se identificó a Starbucks y Amazon como las principales infractoras de derechos laborales según el informe de la CSI. Además, se mencionan casos similares en otras partes del mundo, como Ikea en Polonia, Philip Morris en Turquía y Yamaha Motors en India.

El índice categoriza a los países en seis niveles de acuerdo a su respeto a los derechos laborales, desde “Calificación 5+” para los países que menos los garantizan, hasta “Calificación 1” para aquellos que presentan menos vulnerabilidades. Entre los “peores 10 países para los trabajadores en 2023” se encuentran Bangladesh, Bielorrusia, Ecuador, Egipto, Eswatini, Filipinas, Guatemala, Myanmar, Túnez y Turquía.

El informe destaca que la lucha por mejoras salariales debido a la crisis en el costo de vida ha llevado a los trabajadores a organizarse en todo el mundo, pero muchos gobiernos han respondido con represión y negación de derechos, lo que ha exacerbado la problemática.

Las violaciones más frecuentes incluyen la negación del derecho a la huelga, obstáculos al registro de sindicatos y represalias contra huelguistas. En el 87 por ciento de los países, se han impedido huelgas o se han tomado medidas punitivas contra quienes las apoyan. El informe también documenta casos de asesinatos de sindicalistas en varios países.

El ITUC hace un llamado a la atención sobre la necesidad de proteger y fortalecer los derechos laborales en todo el mundo, destacando que la lucha por condiciones laborales justas es fundamental para la dignidad y el bienestar de los trabajadores.