elpost

Información

Declaran en quiebra a la tienda de productos para animales +Kota

Foto: Especial

La cadena de tiendas de productos para animales +Kota se declaró en quiebra el pasado lunes, tras enfrentar una serie de demandas por maltrato animal y fraude fiscal. Según informó el diario Reforma, la empresa solicitó el concurso mercantil ante el Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (IFECOM), con el fin de reestructurar sus deudas y evitar la liquidación.

+Kota, fundada en 1991, se había posicionado como una de las principales proveedoras de alimentos, accesorios y servicios veterinarios para mascotas en México, con más de 300 sucursales en todo el país. Sin embargo, en los últimos años, la empresa enfrentó una serie de escándalos que afectaron su reputación y sus finanzas.

Uno de los casos más sonados fue el del llamado “Perrito Jazz”, un cachorro que fue torturado y asesinado por dos empleados de una sucursal de +Kota en Pachuca, Hidalgo, en 2015. El hecho generó una ola de indignación y protestas por parte de organizaciones defensoras de los animales, que exigieron justicia y el cierre de la tienda.

Otro caso fue el del “Tigre Dandy”, un felino que fue vendido por +Kota a un particular en Querétaro, sin contar con los permisos ni las condiciones adecuadas para su cuidado. El animal fue rescatado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en 2017, tras recibir una denuncia anónima.

Además, la empresa fue acusada de evadir impuestos por más de 500 millones de pesos, al no declarar correctamente sus ingresos ni sus gastos. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) inició una investigación contra +Kota en 2019, y le impuso una multa millonaria.

Estos factores provocaron una caída en las ventas y la rentabilidad de +Kota, que se vio obligada a cerrar varias sucursales y a despedir a cientos de trabajadores. La pandemia del COVID-19 también afectó a la empresa, que tuvo que suspender sus operaciones durante varios meses.

Ahora, +Kota busca una salida a su crisis financiera, mediante un acuerdo con sus acreedores y un plan de reactivación. Sin embargo, su futuro es incierto, ya que muchos consumidores han perdido la confianza en la marca y han optado por otras opciones más éticas y responsables para adquirir productos y servicios para sus mascotas.