elpost

Información

América Latina se rezaga con un crecimiento de 2% en 2023, según el Banco Mundial

Foto: Especial

El Banco Mundial (BM) anunció que la economía de América Latina y el Caribe crecerá un 2 por ciento en 2023, un poco más de lo previsto, aunque sigue rezagada en comparación con otras regiones del mundo, lo que dificulta la reducción de la pobreza en la región.

El BM había pronosticado en abril que la economía regional crecería un 1.4 por ciento en 2023, una cifra que ha sido revisada al alza en sus últimas perspectivas.

Brasil crecerá 2.6 por ciento, Colombia 1.5, Costa Rica 4.2, República Dominicana 3.1, Ecuador 1.3, El Salvador 2.8, Guatemala 3.4, Honduras 3.2, México 3.2, Perú 0.8 y Uruguay 1.5.

La economía de Argentina se contraerá en cambio 2.5 por ciento y la de Chile 0.4 por ciento. El Banco Mundial no proporciona datos sobre Venezuela.

Según las proyecciones del Banco Mundial, se espera que el crecimiento regional sea moderado en 2024 (2.3 por ciento) y 2025 (2.6 por ciento).

El Banco Mundial señaló que estas tasas de crecimiento, similares a las de la década de 2010, no son suficientes para lograr avances significativos en términos de inclusión y reducción de la pobreza en la región.

Aprovechar oportunidades

William Maloney, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, expresó su preocupación por la falta de una estrategia clara para aprovechar las oportunidades en sectores como el “nearshoring” y la transición verde. Además, destacó que la región aún no ha recuperado su retraso en infraestructura y capital humano.

A pesar de estos desafíos, el Banco Mundial también identificó mejoras, como la disminución de la pobreza y el retorno del empleo a niveles anteriores a la pandemia. Además, la inflación en la región (excluyendo a Argentina y Venezuela) ha caído a un promedio del 4.4 por ciento, por debajo del promedio de los países de la OCDE.

Los expertos del Banco Mundial enfatizan la importancia de no quedarse atrás en la economía digital y abogan por aumentar el acceso a Internet móvil, especialmente en áreas rurales. También destacan la necesidad de cerrar las brechas en la calidad de la conexión y el conocimiento de las ventajas de la tecnología digital.

A pesar de los desafíos, el Banco Mundial ve oportunidades para que América Latina aproveche la economía digital, siempre y cuando se aborde las desigualdades y se promueva un acceso más amplio a la tecnología digital en toda la región.